Tel:968974800

... MÁS DE 20 AÑOS OFRECIENDO SERVICIOS DE VALOR AL TRANSPORTE
Endurecimiento de los requisitos de acceso a la profesión de transportista
Desde el 21 de febrero de 2019, con la entrada en vigor de la modificación del ROTT, se han introducido una serie de cambios en la figura del “Gestor de Transporte”; principalmente en relación con los requisitos y las pruebas de obtención del “Certificado de competencia profesional para el transporte por carretera”.

Dichas modificaciones vienen impuestas en aplicación de lo dispuesto en el artículo 8.7 del Reglamento (CE) 1071/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de octubre de 2009, por el que se establecen las normas comunes relativas a las condiciones que han de cumplirse para el ejercicio de la profesión de transportista por carretera.

Uno de los cambios importantes es el endurecimiento de los requisitos de formación previa para acceso a la profesión de transportista; por lo que, a partir del 1 de julio de 2020, únicamente podrán concurrir al examen de competencia profesional, las personas que acrediten hallarse previamente en posesión de alguno de los siguientes títulos de formación:

- Título de Bachiller o equivalente.

- Título de Técnico,
acreditativo de haber superado las enseñanzas de una formación profesional de grado medio, sea cual fuere la profesión a que se encuentre referido.

- Título de Técnico Superior, acreditativo de haber superado las enseñanzas de una formación profesional de grado superior, sea cual fuere la profesión a que se encuentre referido.

- Cualquier título acreditativo de haber superado unas enseñanzas universitarias de grado o postgrado.

Los exámenes que se realicen durante este año y el próximo hasta el 1 de julio de 2020 seguirán siendo iguales que los realizados hasta el momento, según lo regulado en la Orden ministerial de 28 de mayo de 1999.
Otro de los cambios importantes en relación con la obtención del certificado de competencia profesional, es la estructura del examen de competencia profesional, igualmente aplicable a partir del 1 de julio de 2020. Los nuevos exámenes a partir de esta fecha tendrán una estructura que constará de dos pruebas:

La primera prueba consistirá en contestar a 200 preguntas, cada una de las cuales contará con cuatro respuestas alternativas, sobre las materias que integran el programa.

La segunda prueba consistirá en resolver cuatro supuestos prácticos que requieran aplicar el conocimiento de las materias que integran el programa a casos concretos. A tal efecto, el aspirante, tras realizar los cálculos y valoraciones precisos, deberá elegir entre ocho respuestas alternativas en cada uno de los supuestos.
El tiempo para la realización de cada una de las pruebas de que consta el examen será de dos horas.
La prueba de preguntas concretas tendrá una puntuación máxima de 200 puntos. Cada pregunta correctamente respondida puntuará 1 punto y cada respuesta errónea se penalizará con 0,5 puntos negativos.
La prueba de supuestos prácticos tendrá igualmente una puntuación máxima de 200 puntos. Cada supuesto correctamente resuelto puntuará 50 puntos y cada respuesta errónea se penalizará con 25 puntos negativos.
Para aprobar el examen deberá obtenerse una puntuación no inferior a 100 en cada una de las dos partes.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies