... MÁS DE 20 AÑOS OFRECIENDO SERVICIOS DE VALOR AL TRANSPORTE
El Gobierno castigará a los empresarios que incumplan los derechos laborales de sus trabajadores
El Gobierno castigará con penas de prisión de seis meses a seis años y multas de seis a doce meses a empresarios que contraten falsos autónomos de forma reincidente o restrinjan de forma habitual los derechos laborales o las condiciones de trabajo pactadas, tanto en contratos como en convenios. Así se desprende de la enmienda que han presentado el PSOE y Unidas Podemos para modificar, entre otros, el artículo 311 del Código Penal.

La ampliación de los delitos contra los derechos de los trabajadores tiene como prioridad combatir el fraude de los falsos autónomos que se ha dado en el ámbito de las plataformas digitales de reparto y servicios a domicilio, pero hay más abusos laborales que pueden quedar perseguidos como son los falsos becarios o voluntarios, las cooperativas ficticias o las horas extra ilegales debido a la nueva redacción del artículo 311 del Código Penal que incluye “los que impongan condiciones ilegales a sus trabajadores mediante su contratación bajo fórmulas ajenas al contrato de trabajo, o las mantengan en contra de requerimiento o sanción administrativa”.


Falsos autónomos

Los falsos autónomos, es decir, los trabajadores que están dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y prestan sus servicios para una empresa como si fueran trabajadores por cuenta ajena, no sólo son los riders. Hay muchos sectores que abusan de ellos más allá del reparto a domicilio. Por ello, esta relación laboral camuflada, ilegal, que conlleva grandes ventajas para la empresa e inconvenientes para el trabajador, también podría quedar perseguida con este nuevo precepto.
 

Cooperativas ficticias

Lo mismo ocurre con las falsas cooperativas que no funcionan como tal en realidad pero que se configuran bajo esta fórmula para obtener ciertas ventajas eludiendo, entre otros fraudes, la verdadera contratación por cuenta ajena de los trabajadores.

Falsos becarios o voluntarios

Los becarios son figuras de las que abusan muchas empresas. Estos abusos se traducen en que estos becarios ejercen funciones como si fueran trabajadores sin tener un contrato laboral sino bajo la firma de una beca o unas prácticas no laborales. El Gobierno tiene aún atascado el llamado Estatuto del Becario que pretende reducir estos abusos y reconocer más derechos a los verdaderos becarios.

Nos encontramos con falsos voluntarios cuando se utiliza un voluntariado para cubrir tareas propias de trabajadores. La figura del falso voluntario cada vez es más utilizada en festivales de música y de videojuegos, competiciones deportivas y otros espectáculos culturales en los que, sobre todo las personas jóvenes, aceptan trabajar para entrar gratis a estos eventos.

Estos fraudes también podrán ser perseguido por los nuevos delitos.
 
Facebook Twitter LinkedIn WhatsApp
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración Acepto